domingo, 27 de abril de 2008

Elisa Lattke










Elisa Lattke es otra dialogante para este blog . Es una persona peculiar porque ha nacido en una cuna interracial y en una familia diversificada en creencias. Ha conjugado en su vida la convivencia y la absorción de pensamientos dispares lo que la ha enriquecido notablemente , es una poetisa y pintora destacada y una persona grande. Hoy nos deja dos poemas. Poco a poco iremos conociendo más en sus aportaciones.












Ovó El Cielo


Ovó el cielo en transparentes hechos…
Y todos fueron el núcleo de la vida,
dentro de sabia omnisciente y fúlgida
se oyó gemir a Dios cuando nacía…
Aquí me tenéis, -dijo-, yo soy la vida
y dentro de mí están los mundos;
abrid la mente y despertad de nuevo
que aún sois del cielo vagabundos.

Y triste el hombre se retuerce y grita
por aquél que ‘ovó' su vida en este mundo,
dejándole encerrado en una esfera
y sigue buscando su luz de moribundo .

No supo hallar la estrella de divina senda,
y es huérfano infinito en su universo;
camina sin sentirse junto a ella
y en su epílogo de soledad la ve en un verso.

Aún persiste banal desdicha de su idea
que se ajusta al abismo de sus miedos…
Y palpita su corazón en luz y sombras ,
porque no sabe usar su magia de destellos.

Dios espera y gime como un padre
porque sufre con dolor lo que no entiende..
Pues la vida no es sólo la sombra de su mundo
sino, la luz que no ve y nunca enciende.

* Elisa. 29.11.05










“ Deseo y fe”


Si Dios quisiera por su buen mandato
mantenerme los dones que preciso,
no necesito más de lo que quiso
para sentirme reina con su trato.

Si todo lo que da con 'su contrato'
nos hace bien sintiendo compromiso;
debo ser fiel a este estado tan sumiso
que permite ganarme lo sensato.

Y en mi oración al Todopoderoso
que considera mi alma como suya,
debo pensar en mi sentir dichoso,

siendo más fiel y con la fe, más suya;
pienso que me depara generoso
un balance juicioso... ¡Mi Aleluya!

Elisa Lattke 08









Contador gratis

1 comentario:

Ranita Azul dijo...

Parece increíble que yo, su autora, haya dejado pasar el tiempo sin decir nada en este espacio como ahora lo hago, agradeciendo el que me dedicases el mismo para divulgar estos dos poemas y sin nada que exprese mi agradecimiento, como lo hago ahora por este generoso y hermoso gesto querida amiga del alma.

Te abrazo y sí, no he sido la dialogante tampoco por temor a no hacerlo correcto y digno del hermoso cometido que regalas a tus lectores.

A tu disposición en cualquier cosa que pueda llenar tus perspectivas al respecto. Dios siempre es parte invitada en cada proyecto espiritual donde lo humano trasciende y Él está presente. Siempre lo necesitamos pero hay tiempos en que su presencia se hace necesaria, dándonos la luz que nos permite avanzar con mejor seguridad sin equivocarnos.

Mi abrazo. Elisa