jueves, 19 de junio de 2008

Dios de Celia Alvarez Fresno

.....................................................Foto de V.Nas









DIOS


Dios es ese algo que mueve las olas y despierta corazones.
Es la pasión de los armoniosos y la vibración del Amor.
Es la barca que aparece cuando el embravecido mar revuelve las olas y aquel que se ve hundido asía su mano a ella, y no naufraga.
Es la expresión triste de la nube, cuando llega al cenit la tormenta.
Es la antorcha que abre senderos en la distancia de la montaña hacia el camino.
Es el amanecer de la esperanza.
Es el que dice que no tengas miedo porque el miedo no aloja realidad; y la realidad que quiere que tú sepas no puede inspirar miedo, sino seguridad.
Es un amigo, que vive en el que vive.
Que no desea separaciones por color, raza ni condición.
Que no desea separaciones dogmáticas de ningún tipo.
Que sabe de Amor.
Amor, gran palabra que reúne sentimientos, que verifica la unión, que entiende el error.
Amor, que gran palabra que luce en la oscuridad.
Que hace tambalear a la sombra.
Que abunda en la Luz.
Amor, Fuente en donde beben los poetas.
Que alumbra a los desconsolados.
En donde yacen silencios...
Ese es mi Dios. El que vive en mí.
El que vive en todos los que viven.
El que puede fermentar y crecer con nuestras vivencia.
O puede silenciarse con nuestras actitudes.
Pero nunca muere.
Él espera dentro del Alma.
Espera que le demos el alimento de Amor, unión, comprensión, dedicación al otro.
Entonces el crece y se hace fuerte, y tú tal vez ignorando su existencia, sientas su existencia, y por conocido no lo palpes.
Pero vive en tí.
No vayas a buscarlo tras las montañas.
No lo busques tras las nubes.
Mírate a ti.
Y empápate de Él.
Celia

1 comentario:

Ranita Azul dijo...

"La existencia entera existe gracias al Ser de Dios, todo lo existente es el reflejo de Su Existencia, sin Él, todo se reduce a nada." Rumi Dice un pensamiento sufí que puede muy bien completar esta realidad, que todos sin excepción nos marca en este paso de cansancios. Aunque queramos obviar las cosas de Dios y darle "al Cesar" más dádivas, Él, no dejará de recordarnos que lo es todo para la Vida, cuando utilizamos los sentidos; sólo conociéndole a través de lo justo y verdadero nos daremos cuenta de nuestra racionalidad ante nuestra propia proyección lumínica, su Luz en cada ser viviente y que es suya, cuando el resto nos percibe en el amor aún dentro del mismo dolor cuando este todo lo empaña confundiendo para el mal y descartando que existe, siendo el propio que lo niega un milagro tangible de su existencia.

Gracias por subir esto aquí de nuestra querida Celia.

Mi abrazo.