viernes, 17 de julio de 2009

Este sentir tan profundo



Desde que el sentir

tan profundo

ya no precisa palabras,

los momentos compartidos

no van regando enseñanza.

Yo me regenero en Ti

plenamente integrada

y me distrae el papel

que tanto me regalara.

Mas acierto a apercibir

pérdida , no aprovechada

si solo para mí atesoro

vivencia tan esencialmente humana

sin hacer ver, comprender,

que ha todos es entregada.

Solo se debe querer

con verdad sintonizarla.


15-07-09 V.Nas

1 comentario:

Ranita Azul dijo...

Permite querida Marivi que te deje algo que escribí hace un tiempo, sobre este afán de expresar contenidos que nos gustan, pero no por el otro, de darnos el placer de ser leídos; porque pienso que lo que podamos contar o extraer de nuestro conocimiento, es un bien dado y puede ser incluso una revelación o toma de conciencia, ¿pero cómo darlo en humildad para que el ego no se enturbie, si es bueno a otros y, en la poquedad de lo que somos es parte de un bien espiritual muy preciado?

Cuando escribo sé que me pongo unas alas invisibles;
cuando te llamo sé que ya estás sirviéndome en silencio,
porque me conoces partiendo de mí
en el hecho de pronunciar tu nombre...¡Dios!
¡Bendito seas por hacerme sentir el privilegio de saberte!
Lloraba tu falta y llegó mi consuelo.
Lamentaba mi dolor al hacerte daño;
y estabas en el dolor mucho antes que pasara...
En mi atribulada soledad, me acompañabas y, era yo en ti para saberme de tu Luz, reflejo en mi consuelo.
Pero no me dejes ser apariencia sólo del Amor que me ofreces; déjame ser probabilidad en el sentido del deber que me enseña.
¡Bendito seas por ser esencia, ejemplo, Amor y palabra dada!

Mi abrazo. Elisa.