domingo, 24 de octubre de 2010

Mantenerse adulto


Es difícil crecer y más aún , mantenerse adulto.
Nuestro sistema emocional  nos  tendría  permanentemente en la infancia, si la madurez no nos hiciera ver, que debe establecerse  el reciclaje de nuestra cabeza y nuestro corazón.
La cabeza se adapta  a las necesidades de la temporalidad de la edad y sus circunstancias ,  las emociones se deben equilibrar  con ello.
Si esto entra en conflicto la vida entera se torna conflicto.
 No se puede pretender ser un niño para lo que conviene y cuando conviene, y un adulto para lo mismo.


V.Nas

1 comentario:

Ranita Azul dijo...

Un saludo amiga y hermana del alma:

Buen planteamiento para meditar y aplicárselo a la existencia como primera medida.
Pero creo sinceramente que no se es maduro hasta que no se asumen los propios errores, para saber qué es lo mejor que podemos hacer en el resto del tiempo que nos quede, sin volver un paso atrás cediendo a las circunstancias que nos afectaran de nuevo cuando ya se conocen los resultados, para tentar al diablo y hacer que se repitan.El/la que es, no será de ser. Es inútil un cambio cuando se es básico por naturaleza o por conveniencia en una forma de pensamiento.Si nos mentimos para agradar a otros sin asumir los propios errores, estaremos engañándonos toda la vida, pero sobre todo haciendo mucho daño a a nuestros semejantes. Y como tú misma dices en otra reflexión, es mejor un rapapolvo a tiempo bien dado y entre más lejos, mejor.

Un abrazo. Elisa