sábado, 3 de octubre de 2009

La píldora del día después


Estoy escuchando en la Tv que no tiene nada que ver ni con la ética, ni con la religión; que es sencillamente un método de no quedarse embarazada.
¡Qué tristeza!
Métodos para no quedarse embarazadas hay amontones, píldora diaria, píldora del mes, píldora del año, condones… otros que ni los comento por poco seguros…
Esos son métodos anticonceptivos…
La píldora del día después es un interrogante y además una temeridad; porque querrá decir que no se han tomado medidas, o que se han tomado mal, poniendo en riesgo la propia salud en más de un sentido, sin que se le de ninguna importancia a la posibilidad de que un cigoto este creciendo; una vida.
Sinceramente no se puede evaluar que es peor de toda esta situación, si una juventud que no se cuida por dejarse llevar de los instintos, si una juventud desinformada,… o una juventud sencillamente descerebrada.
Las impartirán sin receta a partir de los catorce años y sin conocimiento ni consentimiento de los padres.
Bien , para ser serios , lo primero reconocer que no es un método anticonceptivo … sino post coital y por tanto postconceptivo , puesto que lo que pretende , es soltar lo que hubiere si lo hubiese ; es decir desprenderse del cigoto. Y si no lo hubiese , pues estupendo, como si nada significara sicológicamente el hecho de tan desmedida ligereza ante una cosa tan seria.
En primer lugar , llamar a las cosas por su nombre ; y en segundo lugar una vez conocido el nombre aceptar la responsabilidad de la decisión que se toma con todas sus consecuencia.
Las decisiones de una vida pesan sobre ella durante todo el tiempo que dura, para los que no creen que pesan aún después.
Toda acción conlleva una reacción. Tal vez sea en la madurez del tiempo, cuando algunas de las jóvenes que las utilicen mal informadas, se cuestionen lo que han hecho y sicológicamente pese sobre ellas como una losa insalvable, en el caso de que las consecuencias no sean también físicas.
Pensar en la cara del hipotético hijo , o no tan hipotético , que has deshecho, puede llegar a ser durante años , un pensamiento demasiado duro de soportar… y antes o después aflorara a esas mentes con seguridad.
Una decisión tan seria , si se considera como el menor mal en un momento determinado, debe de ser por haber sido evaluada en toda su dimensión y con total responsabilidad, sin disfrazar en ningún momento su realidad.
Por ese motivo mi visceral reacción ante la frivolidad con que se esta tratando el tema en los medios de comunicación y por parte de los responsables gubernamentales.
Los hijos ya no son parece ser responsabilidad de sus padres salvo para sostenerlos económicamente durante tiempo indefinido, puesto que nadie les regula y asegura una madurez profesional. Sin embargo no son cosa nuestra para ser educados, puesto que no pueden ser corregidos , ni para que seamos informados ante situaciones tan decisivas.
¿Es esto ir a mejor?... con todo respeto para quien no lo comparta, permítanme que lo dude…
V.Nas

1 comentario:

Ranita Azul dijo...

"Toda acción conlleva una reacción. Tal vez sea en la madurez del tiempo, cuando algunas de las jóvenes que las utilicen mal informadas, se cuestionen lo que han hecho y sicológicamente pese sobre ellas como una losa insalvable, en el caso de que las consecuencias no sean también físicas."

Comparto este sentir igualmente con mucho dolor por las consecuencias y responsabilidades que conlleva y más por los que ahora para salir del paso, utilizan 'su libertad' para decidir por la vida, los gobernantes de este estado y que seguramente como siempre ocurre, dirán que fueron hechas con la decisión de la mayoría (!), pero nadie, como lo vemos, se revela. ¿dónde esas asociaciones de padres, dónde las iglesias y sus doctrinas, dónde los intelctuales, Dónde los profesionales y moralistas que alcen su voz y nos den sus opiniones sensatas, con comentarios de base sólida o científica. Pocos debates vemos en la Tele sobre los que nos atañe a todos. Pero pensemos ahora, que es el estado el que implanta su orden, el que educa y reparte estímulos para que otros se tomen la libertad de elegir por su vida, pero sin una información clara y correta por el respeto a la misma. La política puede ser muy hipócrita para los gobernantes y la oposición, pero esto es cosa de quienes deciden tener sexo por diversión y 'salvar' de momento sus responsabilidades o su solapada necesidad de ser meretrices al uso de un 'machismo' en busca de novedosas tentaciones, porque se lo sirven en bandeja a muy tempranas edades. ¿Pensaran lo mismo cuando el ponderado recurso tenga serias consecuencias? Creo, sinceramente, que sólo hay una información somera sobre el asunto y mucha más ignorancia que sentido común.

Un abrazo. Elisa.