martes, 8 de septiembre de 2009

Miedo









En la bocana le vi .

Asaltaba a una pareja
con palabras mal contadas
e incertidumbre en las cejas

¡ No cruces me dije presto!

¡Desvíate por otra calle!

Mas…sí crucé…

Y acelerando el paso
del lugar me distancié.

Lo sentía caminar detrás de mí
…se aproximaba a mi oído…
el acompasado ruido .

A tiempo…me desvié a mi izquierda
…salvé la situación…latiéndome el corazón.

Las calles estaban solas…
en el trayecto , él … y yo .

Él continuó de frente
y yo…
respiré profundamente .

Pasadas un par de calles ,
un semáforo …me para ,
…siento pisar a mi espalda .

¡Que no se note mi miedo!

Cruzo… no vienen coches…
mas los pasos se aproximan…
y una voz me dice cerca …
¡Por favor!…
¡Oye! por favor…¡Escucha!

Giro lentamente la cabeza…y le miro ,
unos ojos luminosos en un cuerpo derruido
me miran directamente ,
una dentadura podrida …me sonríe …
y una voz respetuosa… me pregunta…

¿ Me darías un yogurt? .

Miro la bolsa que porto
en la que se evidencian…
leche , pan y yogures…

Y tú …¡Señora Virtudes!
corrías de esta amenaza…

¡Claro! ¡Quédatelo , todo!...dije

No , no…solo un yogurt…por favor

…De lo que quieras…elige…
tengo natural y fresa…

Entonces…¿Pueden ser dos?

..¿Seguro que no lo quieres todo?.

No…gracias , esto basta…
Gracias.
¿Te hace un litro de leche?
¿Puedo?...
Y sus ojos eran cielo en sus palabras .

¡Grandísima hija de p…! ¡C.b..n.!
…me repetía…¡Era de esto de que huías!

…¡Tan solo tenía hambre…!


V.Nas

2 comentarios:

Celia dijo...

Sí. Pero no lo sabías. No es tu culpa, es la sociedad en la que vivimos la que nos invita a pensar como tú has pensado.
Un abrazo

http://lacharcadeelisa.blogspot.com dijo...

Es la p... realidad la que nos atemoriza , bien lo dice Celia. Pero qué nos dice que no puede ser de otra forma ese abordaje magnana?
También a mí me ha pasado acá donde estoy y de allá de donde vengo. sin embargo me encomiendo a Dios y le dejo mi vida en sus manos, siempre se hace lo que se puede es una ley natural. Un abrazo.

Elisa