domingo, 4 de julio de 2010

Que Dios te bendiga


EPITAFIO

Aquí, a la puerta de la casa del Padre
os digo:
No lloréis por mí.
No os atreváis a llorar por mí.
No he muerto
Solo me habéis matado.
No tratéis de aligerar vuestras conciencias
pensando que yo os hubiera perdonado.
No funcionan así las cosas.
La que debe perdonar es la existencia.
Aquí estoy , tranquila , esperando mi saldo.
Solo me consuela pensar,
que un día estaréis vosotros esperando el vuestro.
Y que Dios reparta justicia.


V.Nas 04-07-10




1 comentario:

Ranita Azul dijo...

No he podido resistir, pues el anterior artículo tan real respecto al tema expuesto me impactó. aún más, me conmovió. Le dejé en el Reader del Google. Sistema de divulgación de todo tipo de información para blogs; por si alguien deseaba comentar sobre ese particular, pues son cientos y miles de familias empresarias afectadas por esta maldita crisis, que no sólo es por culpa de un gobierno inepto, es por un puñado de irresponsables que han querido hacer del mundo su feudo particular, pero la verdad no nos la contará ninguno. Desgraciadamente han contado con estos estúpidos que ahora defienden su estilo de pensar y su doctrina, donde caben sólo sus ideas y todos los monos que les imitan faltos de criterios. Aunque a la hora de gobernar todos funcionan lo mismo, por lo que exponen para conseguir electores. sí, hay que ser valiente para decirlo tal como lo expones. No es cuestión de rodear la trampa, es estar en la misma y saber que quien la puso caerá igualmente en la suya, menos mal. Pero mientras, habrá jodido a mucha gente honrada que daba puestos de trabajo a este país. Ha metido a todos los empresarios en el mismo saco y eso no es justo. Por eso los trabajadores responden a esa misma idea y así se comportan, seguros de lo que les va a favorecer económicamente. ¿Huelga de trabajadores? ¡Yo diría mejor de empresarios, poniendo al gobierno contra las cuerdas!

Mi abrazo. Elisa