sábado, 13 de noviembre de 2010

Yuxtapuestos , que no contrarios.- Situaciones de la vida


Yuxtapuesto que no contrario

No puedo decir que me sorprendiera. Tampoco que me molestara. .Fue algo natural a pesar  de  lo extraordinario e inesperado de la circunstancia.
En el fondo la calidez siempre estuvo, aunque se impusiera la distancia. Se establecieran los límites; la necesidad  de saber que no se  darían nuevas  e incontrolables situaciones incómodas y difícilmente definibles,  ante ojos interrogantes e inquisidores.
La vida es como un arco iris lleno de colores. Un arco iris en el que los matices se mezclan y surgen  tonalidades distintas,  a veces indefinibles, que motivan la curiosidad ajena.
Y  trastocan la uniformidad de la luz.
 Es cuando eso ocurre  que  comienzan a resultar incómodas, sobre todo si se hace un uso excesivo de las mismas como en una bola de  discoteca.
Hay así mismo situaciones  que se pueden comprender, pero se hacen muy difíciles de soportar.
 El equilibrio suele encontrarse en los resultados, pero no siempre en las proporciones, por eso, las secuelas oscilan entre fórmulas maestras  y  explosiones  incontroladas.
 Los contenidos del específico han de ser vigilados, cada elemento es el que es, y  no  siempre pueden ser mezclados de forma  aleatoria; sin que por ello  hayan de ser contrarios, tan solo, no compatibles en una mezcla, pero perfectamente complementarios  en la naturaleza.

V.Nas

1 comentario:

Ranita Azul dijo...

¿Quieres una sonrisa?
Escribes al final esto:
<"Hay así mismo situaciones que se pueden comprender, pero se hacen muy difíciles de soportar.>



Por un momento estos últimos renglones se me antojaron un poco, como si se trata de una fórmula fotográfica para sacarle mejores efectos a los contrastes, luces y colores. Pero en definitiva es todo como que así, cuando aplicamos lo mismo a la vida, es como un poema:

>> No toques nada,
fija la imagen, deja la rosa en el ensueño;
Deja la miel para su abeja. Es equilibrio
Se yuxtapone el aire al pétalo marchito;
se yuxtapone un sueño al infinito.
No toques nada,
ni el regusto salobre fue función del viento,
sólo fue el alma nocturna que cambió los ciclos. <<
(Esto es mío sobre la marcha)

Como ves, cada elemento es lo que es si no se altera, pero es una misma realidad con diferentes soluciones, pero con otra composición, según se resuelve en cabeza ajena; la que debe alterar o provocar esos resultados, si no lo hace no pruebas la miel y la abeja sí pica. Entonces el equilibrio se gana en
la experiencia cuando utilizas igualmente las proporciones exactas, mides lo que conviene de la mezcla. Es posible que todo, si sale bien y favorece, se deba a mera casualidad o, acaso no sea así, porque el resultado pudo ser otro y como decía mi querida madre: “En la demora está el peligro”.

¿De qué estamos hablando; me he perdido? Pero sé que sabes qué te digo. 

Una Rana Azul.