martes, 15 de junio de 2010

Hoy llueve








Afuera llueve, adentro muy adentro llueve.
Pero una amiga ha venido a tenderme un paraguas y abrir una exclusa. Y la lluvia se torna música y sonrisa... limpia y arrastra rastrojos y por unos momentos luce el sol en nuestras risas ¡Dios la bendiga!
V.Nas

1 comentario:

Ranita Azul dijo...

Cuando Dios quiso hacernos de inocencia,
nos dio sus manos,recogió las nuestras;
sin la edad de la duda, sin misterio
y en la edad de la nada, la alegría.

Edades y presencias,
pasajes de las cosas
de música cautiva
Y sólo así se entiende
del cálido estío,
su festival de luz
en soledad pausada.

Cuando Dios quiere la inocencia,
la pertinaz llovizna,
se instaura solitaria.

...Sus manos son de agua
en tardes que se hospedan.


Mi inspiración con Música de Albeniz. Elisa te saluda.